Del fraile español, Tomás de San Martín, que fundó la primera universidad americana hace 460 años – ReL

Mucho agradecería conocer una visión o versión, no sesgada del paso de los frailes franciscanos mallorquines en lo que hoy es California, la labor y función de las misiones, cuyos nombres se conservan. En el Capitolio, la representación de California es un busto de uno de ellos, Fray Junípero Serra; nacido en Petra (Mallorca). Gracias.

Verdades Ofenden

Sí señores, 460 años ya de que la primera universidad americana viera la luz, algo que no ocurre por casualidad, sino por obra y gracia del trabajo y el esfuerzo desplegado por uno de esos grandes personajes de la historia española a menudo olvidado de todos.
Fray Tomás de San Martín.
Museo de San Marcos.

Tomás de San Martín nace el 7 de marzo de 1482 en la ciudad de Palencia. Imbuído en su juventud del ideal caballeresco, acabará sin embargo ingresando en el convento dominico de San Pablo de su ciudad natal, cosa que hace a los veintidós años de edad. Y nada tiene de particular que lo haga justamente en Palencia, sede de la primera universidad de España, por razones que tendremos ocasión de comprender. Como quiera que sea, Tomás cursa estudios de teología y ejercerá como lector de artes y regente de estudios. Enviado a Sevilla para enseñar en…

View original post 702 more words

Advertisements

Por algo que toqué sin darme cuenta, se interrumpió, aunque al cabo puedo seguir. El doloroso tema que ocupa su página es de suma importancia, y como a Vd. me da la lamentable impresión de que nuestros políticos esperan a que el Daesh se torne inmanejable para ocuparse de ello seriamente. Como en casi todo la generación espontánea jamás ocurre. En mis ya lejanos años como médico colaborador de la AECID (agencia española para la cooperación y el desarrollo ) dependiente del Ministerio de Exteriores, entré en muchas Madrasas por todo el inmenso Sahel y siempre ví a unos profesores de ojos incendiados enseñando una y otra vez, no Matemáticas, Física o Biología, si no la recitación de Dios, con un vaivén de sus jóvenes torsos adelante y atrás. En aquellos tiempos España quería detener el desorbitado flujo de pateras que llegaban a Canarias y se empleaba a fondo en ayuda médica y de vigilancia y allí estábamos nosotros, mezclados militares de aviación, médicos y mucho servicio secreto. Sólo mas tarde caí en la cuenta de que utizaban nuestros informes de sitios y lugares dónde les estaba vetado y a los médicos no. Soy español leal y si en algo pude ayudarles siento un profundo orgullo. De lo que estoy seguro es que desde Indonesia hasta la costa atlántica de Mauritania, Senegal, Guinea Konacry y Bissau hasta Nigeria se está incubando un nido de serpiente que desgraciadamente veremos eclosionar. Desde mi mas profundo respeto y admiración, cortésmente se despide. Bernardo Gayá Miquel.

Estimado D . Javier, empiezo esta carta o nota, con un ligero temblor por dos motivos, el primero es que no soy nada amigo de las tecnologías de la información y desconozco si obro bien o mal, el segundo es si ésto llegará a sus manos de alguna manera. Quisiera que supiera con que ilusión espero su página de La Zona Fantasma y cómo y de que manera, su lectura auyenta mis soledades sintiéndome cómplice de tanta cordura, su genial, educada y desinhibida cordura, tan necesaria en estos tiempos,